Bioestimulantes

Mostrando todos los resultados 9

Coluga presenta su gama de productos bioestimulantes para plantas y huerto. Productos variados y seguros que ofrecen unas características singulares para potenciar el crecimiento de las raíces y mejorar las condiciones de las plantas.

¿Qué es un bioestimulante?

Los bioestimulantes agrícolas incluyen diversas formulaciones de compuestos, sustancias y microorganismos que se aplican a las plantas o a los suelos para mejorar el vigor de los cultivos, el rendimiento, la calidad y la tolerancia de las tensiones abióticas (temperaturas extremas, fenómenos meteorológicos que generan estrés, etc).

Los bioestimulantes fomentan el crecimiento y el desarrollo de las plantas a lo largo del ciclo de vida de los cultivos, desde la germinación de la semilla hasta la madurez de la planta, de varias maneras demostradas, entre otras:

  • Mejoran la eficiencia del metabolismo de la planta para inducir aumentos de rendimiento y mejorar la calidad de los cultivos.
  • Aumentan la tolerancia de la planta a las tensiones abióticas y su recuperación.
  • Facilitan la asimilación, translocación y utilización de nutrientes.
  • Mejoran los atributos de calidad del producto, incluido el contenido de azúcar, el color, la siembra de frutos, etc.
  • Hacen más eficiente el uso del agua.
  • Mejoran la fertilidad del suelo, en particular fomentando el desarrollo de microorganismos complementarios del suelo.

¿Qué diferencia a los bioestimulantes agrícolas de los fertilizantes?

Los bioestimulantes funcionan a través de mecanismos diferentes a los de los fertilizantes, independientemente de la presencia de nutrientes en los productos.

Los bioestimulantes se diferencian de los productos fitosanitarios porque actúan sólo sobre el vigor de la planta y no tienen ninguna acción directa contra las plagas o enfermedades.

Por lo tanto, la bioestimulación de los cultivos es complementaria de la nutrición y la protección de los cultivos.

Los bioestimulantes en la agricultura

Europa 2020 propone tres prioridades que se refuerzan mutuamente:

  • Crecimiento inteligente: desarrollar una economía basada en el conocimiento y la innovación. Como industria basada en la investigación, el sector de los bioestimulantes genera conocimiento e innovación para la economía basada en la biotecnología.
  • Crecimiento sostenible: promover una economía más eficiente en el uso de los recursos, más ecológica y más competitiva. Los bioestimulantes contribuyen en gran medida a que la agricultura sea más sostenible.
  • Crecimiento inclusivo: fomento de una economía con un alto nivel de empleo que aporte cohesión social y territorial. Muchas empresas de bioestimulantes están ubicadas en zonas rurales o en pequeñas ciudades, lo que crea puestos de trabajo y apoya el desarrollo económico desde la producción hasta el uso.